Ángela Manrique Perez

Toqué madera para suerte y me acabé clavando una astilla.