Darío  MÁRMOL PÉREZ
                                                Quien la sigue la consigue, pero otros mueren en el intento...

 

                     Un lugar

    Una canción

              Un personaje

Un hobbie

                        Mónaco     NATURAL          PACO SANZ           FORMULA 1

 

 Una de mis películas favoritas

 

Robert Neville (Will Smith) es un brillante científico, pero a pesar de esto no ha podido impedir la expansión de un terrible virus imparable, incurable y creado por el hombre. Neville, de algún modo inmune a este virus, es ahora el último superviviente humano que queda en la ciudad de Nueva York y quizás en el mundo. Durante tres años, Neville ha enviado constantemente todos los días mensajes por radio, de forma desesperada para saber si podía encontrar otros supervivientes que pudieran estar en otras partes. Pero no está solo. Víctimas mutantes de la plaga los Infectados merodean en las sombras vigilando cada uno de los movimientos de Neville esperando que éste cometa un error fatal. Tal vez para la última y mejor esperanza de la humanidad, Neville se ve impulsado hacia la única misión que le queda: encontrar la forma de dar marcha atrás a los efectos del virus utilizando su propia sangre inmune. Pero sabe que está en condiciones de inferioridad y que se le acaba el tiempo.

 

 

Unas CURIOSIDADES finales sobre la Fórmula 1

  1. El motor es lo único de la marca. El resto de componentes son del propio equipo, tanto el diseño, como la fabricación y su montaje.
     

  2. Los neumáticos para asfalto mojado tienen una vida media de 140 kilómetros. En el caso de los neumáticos para asfalto seco llegan a los 180 kilómetros.
     

  3. La aceleración de 0 a 100 km/h suele ser de 2 segundos, alcanzando los 200 km/h en tan solo 5 segundos y llegando a los 350 km/h.
     

  4. La espectacular aceleración no es lo que más impresiona, la velocidad en curva que soportan estos coches es impresionante merced al agarre que les proporciona su gran trabajo aerodinámico.
     

  5. Los neumáticos son muy caros, siendo obras de ingeniería, puesto que aguantan aceleraciones y sujeciones laterales el cuádruple de fuertes que un neumático de calle.
     

  6. La temperatura del aire del tubo de escape en en transcurso de una carrera puede alcanzar los 1000 grados. Esta temperatura es capaz de fundir el aluminio.
     

  7. Un casco de Fórmula 1 cuesta por normal general 25.000 €.
     

  8. Los precio de los monoplazas habla bien claro de la gran sofisticación de sus componentes. El coste podrá ascender hasta 1 millón de euros. Cantidad alta, pero que no parece tan alta si se descompone el  precio de cada pieza en cuestión.
     

  9. Después de ver todos estos datos, seguro que no ves igual la Fórmula 1. Está claro que es algo más que un deporte. Se invierte mucho dinero y casi podríamos decir que es una carrera entre empresas   tecnológicas. Esperamos que sigan divirtiéndonos y desarrollando avances para la vida cotidiana como lleva haciendo todos estos años.