Miguel Villanueva Berrade

Caerse está permitido, pero levantarse es obligatorio

Un lugar Una canción Un personaje Un hobbie

IBIZA

AYAX Y PROK

CRISTIANO RONALDO

MOTOCROS

                                        

                                                                                                                                                                                                                                                    UNA DE MIS SERIES FAVORITAS
 

La serie narra las aventuras y problemas cotidianos de una peculiar comunidad de vecinos de «alto standing» de la urbanización "Mirador de Montepinar", un edificio ubicado en Madrid. Abordan los problemas de la vivienda española, en una urbanización que anuncia unos servicios que, en realidad, no tiene. Además, se aborda el boom inmobiliario actualmente inexistente, y la dificultad de los jóvenes para acceder a la vivienda. El complejo residencial se encuentra en la periferia de Madrid situado a 15 minutos del centro, está compuesto por un bloque de tres pisos,6​ con un total de diez viviendas, dos bajos y dos áticos, cuatro locales comerciales, una portería, el aparcamiento y las zonas comunes. Estos argumentos son usados en la primera temporada, después la serie se centra exclusivamente en las relaciones de convivencia entre los vecinos de Montepinar.

                                                                                                                                                 

UNAS CURIOSIDADES SOBRE MOTOCROSS

El sonido es el aliado de la comprobación: Una de las maneras más antiguas que se tenía en ese entonces para probar que todos los radios de una rueda estuviesen óptimos, era darle un golpecillo con un destornillador. Los que estaban tensados hacían un sonido agudo, mientras que los que estaban flojos lo daban grave. Aunque no lo creas, esta técnica sigue funcionando.

El desarrollo final de una moto: Puede extenderse montando una corona más chica o un piñón de salida mucho más grande, mientras que para reducirlo hay que hacer todo lo contrario.

La primera moto de competencia con una potencia específica de 200 CV por litro: La MZ 125 del año 1961 daba 25 caballos de fuerza, pero este ejemplar era de poca confianza. En estos tiempos se superaron los 360 CV por y todas son excelentes.